Como saber que tipo de piel tengo de manera sencill

saber que tipo de piel tengo, como saber que tipo piel tengo, como saber que tipo de piel tienes en la cara, como saber que tipo de piel soy, como saber que tipo de piel tengo, que tipo de piel tengo, como saber el tipo de piel que tengo

Como saber que tipo de piel tengo La guía definitiva para conocer tu tipo de piel de una vez por todas

Tanto si tienes una rutina de tres pasos como una de 12, tu rutina de cuidado de la piel es tan √ļnica como t√ļ. ¬ŅY cu√°l es la base de cada rutina? Tu tipo de piel (o al menos, as√≠ deber√≠a ser). Conocer tu tipo de piel te permite elegir los productos de cuidado de la piel y maquillaje m√°s adecuados para ti y mantener tu piel feliz, sana y radiante durante a√Īos.

Pero, ¬Ņque tipo de piel tengo? Y, una vez que lo sepas, ¬Ņqu√© productos son los m√°s adecuados para ella? Tenemos las respuestas a estas y otras preguntas. Si tu tipo de piel es seca, grasa, mixta, normal o sensible, sigue leyendo para conocer la gu√≠a definitiva para determinar y cuidar tu tipo de piel, con la opini√≥n experta del dermat√≥logo Carlos Ruiz, y de la esteticista Helena Sol√≠s.

¬ŅCuales son los tipos de piel?

Seca frente a grasa es s√≥lo el principio. Aunque la piel de cada persona es √ļnica, existen cinco tipos de piel principales que los dermat√≥logos y expertos en el cuidado de la piel utilizan para diagnosticar y prescribir reg√≠menes de cuidado de la piel. Averigua cu√°l es tu tipo de piel.

saber que tipo de piel tengo, como saber que tipo piel tengo, como saber que tipo de piel tienes en la cara, como saber que tipo de piel soy, como saber que tipo de piel tengo, que tipo de piel tengo, como saber el tipo de piel que tengo

¬ŅQue tipo de piel tengo?

Tipo de piel normal:
¬ęLa piel normal no es excesivamente grasa, seca ni sensible¬Ľ, explica el Dr. Carlos. ¬ęLa piel normal es quiz√°s la que requiere menos mantenimiento de los tipos de piel porque no se irrita ni se descama con facilidad y no se engrasa ni brilla demasiado¬Ľ. Es importante se√Īalar que la palabra normal aqu√≠ es m√°s sin√≥nimo de neutro que de t√≠pico. No te preocupes si tu piel no encaja en esta descripci√≥n: la piel normal no es tan com√ļn como su nombre indica.

Tipos de piel grasa:
Por otro lado, la piel grasa es un descriptor m√°s preciso, ya que este tipo de piel se caracteriza por altos niveles de producci√≥n de aceite (tambi√©n conocido como sebo) en los poros. ¬ęLa piel puede resultar pesada o grasa. El maquillaje puede ser m√°s dif√≠cil de aplicar y no permanecer en su sitio¬Ľ, dice el Dr. Carlos. Adem√°s, quiz√°s lo m√°s notorio sea que ¬ęlas personas con piel grasa suelen ser m√°s propensas a los brotes de acn√©¬Ľ, dice el dermat√≥logo.

Tipos de piel seca:
La piel seca tambi√©n hace honor a su nombre. Mientras que la piel grasa tiene una producci√≥n excesiva de sebo, la piel seca tiene una producci√≥n insuficiente, lo que provoca una falta de hidrataci√≥n. La piel seca puede sentirse tirante o incluso picar, y ¬ęse descama con facilidad y a menudo parece apagada¬Ľ, dice el Dr. Carlos. A medida que envejecemos, nuestra piel pierde hidrataci√≥n de forma natural, lo que hace que la sequedad sea m√°s frecuente.

Tipo de piel mixta:
Este tipo de piel, lo has adivinado, combina caracter√≠sticas de la piel seca y grasa, debido a la composici√≥n de nuestros rostros. ¬ęLa zona T, que incluye la frente, la nariz y la barbilla, tiene una alta concentraci√≥n de gl√°ndulas seb√°ceas, lo que hace que esas zonas sean m√°s grasas. Las mejillas, en cambio, pueden ser normales o incluso secas¬Ľ, explica el Dr. Carlos. Tener un tipo de piel mixta puede hacer que tu rutina de cuidado de la piel sea un poco m√°s dif√≠cil, pero no imposible. Busca productos equilibrantes y otros que puedan aplicarse en zonas espec√≠ficas del rostro, como las mascarillas.

Tipos de piel sensible:
¬ęLa piel sensible corre un riesgo especial de irritarse con los productos para el cuidado de la piel¬Ľ, dice el Dr. Carlos. ¬ęLa piel suele enrojecerse o ruborizarse con facilidad¬Ľ. Si te han diagnosticado afecciones cut√°neas como la ros√°cea, es probable que tengas la piel sensible. Si no es as√≠, pero estas reacciones te suenan familiares, considera cambiar a f√≥rmulas m√°s suaves o visita a tu dermat√≥logo para que te d√© recomendaciones espec√≠ficas.

saber que tipo de piel tengo, como saber que tipo piel tengo, como saber que tipo de piel tienes en la cara, como saber que tipo de piel soy, como saber que tipo de piel tengo, que tipo de piel tengo, como saber el tipo de piel que tengo

¬ŅEl tipo de piel puede cambiar?

Puede que estuvieras segura de tu tipo de piel en la adolescencia y a los 20 a√Īos y de repente -BOOM- esos mismos productos para el cuidado de la piel ya no funcionan tan bien y tu piel se siente desequilibrada. No te preocupes, es muy probable que tu tipo de piel haya cambiado y no te hayas dado cuenta. ¬ęLa piel de la cara es el resultado directo de las hormonas, la dieta, los niveles de estr√©s y los agresores ambientales¬Ľ. Si pasas de un clima h√ļmedo a uno seco, tambi√©n podr√≠as notar cambios. La piel tambi√©n pierde hidrataci√≥n a medida que envejecemos, por lo que la edad influye mucho en c√≥mo la sentimos.

Aunque es bueno tener en cuenta los tipos de piel, es mejor abordar los problemas cutáneos y cómo se siente la piel en el día a día. Ten en cuenta tu tono de piel, pero estate abierta a que cambie a lo largo de tu vida.

Test para saber que tipo de piel tengo

3 maneras de determinar tu tipo de piel de manera r√°pida y sencilla para salir de dudas

Como saber tu tipo de piel con unas pruebas

1. Lavar y esperar
Dato curioso: El simple hecho de lavarse la cara puede ayudarte a clasificar tu tipo de piel. Sigue este m√©todo: Primero, enjuaga la cara con un limpiador suave. Evita aplicar crema hidratante o cualquier otro producto para la piel, y espera al menos 30 minutos, o incluso hasta unas horas si dispones de tiempo. A continuaci√≥n, observa el aspecto de tu piel, prestando especial atenci√≥n a la zona T y a las mejillas. Si notas la piel tirante, es posible que tengas la piel seca; si parece brillante, es probable que tengas la piel grasa. ¬ŅTienes tanto tirantez como brillo? Probablemente tengas la piel mixta.

2. Difumínalo
Coge un trozo de papel secante y presiona ligeramente sobre una zona de la cara. Aquí está el truco: Utiliza un papel secante distinto para cada zona de la cara, de modo que te resulte más fácil saber qué parte del rostro produce más grasa.

Después de secarte toda la cara, analiza los papeles secantes. Si los papeles que has utilizado en una zona del rostro, sobre todo en la zona T, tienen una cantidad moderada de grasa (es decir, el papel secante sólo está ligeramente manchado), pero apenas tienen grasa en ninguna otra parte, es probable que tengas una piel normal. Si las zonas grasas del papel secante están muy manchadas, es probable que tengas la piel mixta. Si ninguno de los papeles secantes está manchado, o sólo están ligeramente descoloridos, es probable que tengas la piel seca. Si hay zonas oscuras o saturadas en cada papel secante, es probable que tengas la piel grasa.

F√≠jate tambi√©n en c√≥mo cambia tu piel cuando la presionas ligeramente. A menudo puedes saber si tienes la piel deshidratada. ¬ęSi presionas suavemente con el dedo la zona de las mejillas y observas que aparecen l√≠neas finas ‘microcrepitadas’ (no confundir con arrugas), es un indicador de lo deshidratada que est√° la piel¬Ľ.

saber que tipo de piel tengo, como saber que tipo piel tengo, como saber que tipo de piel tienes en la cara, como saber que tipo de piel soy, como saber que tipo de piel tengo, que tipo de piel tengo, como saber el tipo de piel que tengo

3. Presta atención a cómo se siente tu piel a lo largo del día
Aunque parezca obvio, una de las mejores cosas que puedes hacer para determinar tu tipo de piel es observarla de cerca. Por ejemplo, puedes suponer que tu tipo de piel es grasa porque tienes brillos, pero luego darte cuenta de que también tienes algunas zonas secas.

También es importante tener en cuenta que la piel no es precisamente conocida por su consistencia, por lo que, aunque tengas tendencia a la sequedad durante el invierno, podrías tener un cutis totalmente distinto durante los meses más cálidos. No pierdas de vista estas observaciones, te ayudarán a ti (y a tu dermatólogo) a largo plazo.

4. Fíjate bien en los poros
El tama√Īo de los poros puede ser un indicador de tu tipo de piel. ¬ęNormalmente, los poros m√°s grandes significan que la piel es m√°s grasa por naturaleza en esa zona¬Ľ, explica. ¬ęUn verdadero tipo de piel grasa tendr√° poros grandes en todas partes de la cara, la piel seca tendr√° menos poros, y la piel mixta se mostrar√° en su mayor√≠a en √°reas de la zona T¬Ľ.

Productos adecuados para cada tipo de piel

Los mejores productos para cada tipo de piel:

– Piel normal
Tener la piel normal tiene sus ventajas a la hora de crear una rutina de cuidado de la piel. Si tu piel es normal, puede tolerar casi cualquier tipo de limpiador. La elección del limpiador depende realmente de las preferencias personales. De las cremas a los geles, de los aceites a las espumas, casi todos los limpiadores pueden ser eficaces y bien tolerados por la piel normal. Pero un gran poder conlleva una gran responsabilidad: tener tantas opciones puede resultar abrumador. Utiliza esta práctica guía para encontrar tu rutina de cuidado de la piel perfecta.

– Piel grasa
Para ayudar a controlar el exceso de grasa, busca limpiadores a base de arcilla, espuma o gel. Cuando un limpiador hace espuma en la piel, elimina mejor la grasa. En cuanto a los ingredientes, el dermatólogo recomienda los alfahidroxiácidos (AHA), como el ácido glicólico o el mandélico. O, Si tienes tendencia al acné, busca un limpiador a base de ácido salicílico. Este betahidroxiácido (BHA) ayuda a eliminar la grasa y las células muertas de la superficie de la piel. En cuanto a los sueros hidratantes y las cremas hidratantes, opta por las versiones sin aceite.

El aceite del árbol del té, con propiedades antibacterianas naturales, es el ingrediente estrella de la espuma limpiadora ESSENHERB Tea Tree Foam Cleanser. Nos encanta cómo su textura cremosa y espumosa calma la piel mientras la limpia, en lugar de resecarla.

– Piel seca
Con la piel seca, la clave está en encontrar una forma de limpiarla sin eliminar la poca hidratación que contiene. Los limpiadores en crema o sin espuma ayudan a reintroducir la tan necesaria hidratación. Ofrecen hidratación a la vez que eliminan la suciedad de la piel.

– Pieles mixtas
Recuerda una palabra: equilibrio. Si tienes la piel mixta, el objetivo es eliminar la grasa sin irritar las partes secas del rostro. Evita los ingredientes extremos y las fórmulas que sólo son buenas para un tipo de piel pero no para otro. Por ejemplo, el ácido salicílico puede ser bueno si se tienes una piel propensa al acné, pero demasiado agresivo para la piel seca. El agua micelar es buena para la piel seca y sensible, pero puede no ser lo bastante potente para las zonas grasas.

Por suerte, existen productos adaptados a los altibajos de las pieles mixtas. Los mejores limpiadores equilibrantes son lo bastante suaves para la sequedad, pero lo bastante potentes para tratar las zonas grasas.

– Piel sensible
La limpieza suele ser el paso m√°s irritante para las personas con piel sensible, pero ya no lo ser√° cuando encuentres el producto adecuado. Para la piel sensible, se recomiendan limpiadores ultrasuaves sin perfume, como el agua micelar. Si prefieres un limpiador tradicional, prueba una opci√≥n sin sulfatos ni jab√≥n. Puedes agradecer al √°cido hialur√≥nico, la avena coloidal y las ceramidas el ¬ęmaravilloso brillo saludable¬Ľ que deja. Cuando pruebes cualquier producto nuevo, te recomendamos que primero hagas una prueba en la parte interior del brazo para asegurarte de que no experimentas una reacci√≥n negativa.

 

Admin